Así es el nuevo sistema del Ejército para comprar por Internet hasta 700 prendas

Desde 2014 el nuevo programa del Ejército para renovar la uniformidad, adaptándose a sus necesidades, es una realidad. Se trata de un novedoso programa que permite adquirir las prendas por Internet, pagarlas con puntos asignados según el destino de cada uno, y recibirlas en la unidad en un plazo máximo de 45 días. Además, el MALE también está abriendo nuevas tiendas en los centros de intendencia y acuartelamientos, donde se pueden adquirir estas prendas pagándolas con dinero.

Hasta 2009, el Ejército suministraba "hasta 70 prendas, por persona y año. Un sistema que era poco económico por cuanto se daba un equipo entero y muchos de sus componentes se terminaban regalando por falta de uso, como pasaba con los sacos de dormir si se estaba destinado en un cuartel general", ha explicado el coronel Juan Antonio Muñoz, del Mando Logístico (MALE). Además, obligaba al Ejército a disponer de casi 40.000 equipos en stock, para reposiciones. "Ello suponía un esfuerzo económico importante, por la rigidez del sistema. Además, los materiales, en muchos casos, no se ajustaban a las necesidades del personal militar, ya que no existía un canal de comunicación entre Ejército y empresa para hacerle llegar impresiones sobre sus prendas".

El MALE ha puesto un nuevo programa en marcha que supone una verdadera revolución por su novedad, eficacia y flexibilidad. El primer paso ha consistido en clasificar a cada militar dentro de cuatro posibles grupos, en función de su destino y actividad diaria. "No consume lo mismo un zapador que un miembro del cuartel general del Ejército en Madrid", ha explicado el coronel Muñoz. "A cada miembro del grupo se le ha dado un determinado número de puntos para adquirir ropa, que se adapta a sus necesidades, que va desde los 420 a los 197 puntos, según el tipo de destino y actividad. Además, a cada prenda también se le ha dado un valor en puntos. Después, creamos un sistema por el que cada militar tiene asignado un código, para garantizar la protección de datos, y que se usa para solicitar, a través de Internet -en la web, las prendas que se quieran. La petición la recibe la empresa que tiene la ropa y que se encarga de empaquetarla y enviarla. Una nueva forma de trabajar que permite prescindir de stock al Ejército y evitar costoso gastos de almacenamiento. Además, permite a las empresas trabajar bajo demanda, reduciendo la posibilidad de fabricar prendas que no se solicitan. Un sistema que está permitiendo cambiar el uniforme del Ejército en sólo seis meses", ha añadido.

Así, los militares españoles disponen, a partir del uno de enero de 2014, de un centenar de prendas -con 700 referencias, entre las que también está el calzado, gorra, guantes, y algunas curiosas, como redes miméticas o uniforme de descanso. Además, el Ejército está estudiando constantemente nuevos artículos para incluirlos, o no, en el catálogo de indumentaria, si son demandados. Las prendas se darán en color árido o boscoso, según la unidad -el 70% visten con el primero y el 30% con el segundo-.

Además, al determinar el número de prendas más demandadas, se han eliminado las que no se usaban realmente, mejorando notablemente la calidad del nuevo catálogo de indumentaria del Ejército. En definitiva, "el sistema es moderno, ágil y nos ha permitido cambiar de uniformidad, del mimetizado al pixelado y, en 2014, al pixelado boscoso".

Entre la curiosidades que ha destacado el coronel Muñoz señaló el gran número de situaciones imprevistas que contempla, por ejemplo, la posibilidad de incrementar los puntos de personal concreto por parte del jefe de unidad, de realizar pedidos conjuntos -ya que, el mínimo, es de 60 puntos para evitar que el envío salga más caro que la prenda- o de disponer de un volumen importante de ropa si, por ejemplo, hay que enviar a zonas de operaciones, de forma urgente, a una unidad que precisa de nueva ropa.

Además, este sistema de gestión integral del vestuario, nombre técnico con el que se conoce al nuevo programa de indumentaria, permite al Ejército mantener el control sobre su ropa, su calidad y su diseño, abaratando costes y trabajando bajo el marco de la colaboración público privada. Por último, ha destacado que, siguiendo las directrices del jefe del Estado Mayor de la Defensa también el Ejército del Aire está adquiriendo sus prendas a través de Tierra, con los mismos estándares de calidad. La Armada no, al necesitar que sean ignífugas.

 Arrow Fuente: ateneadigital.es


======================================
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



Related news

Film documentaire bouddhisme belgique
Dairy queen logo wikimedia
Free team building questionnaire
Vestirse ala moda mujeres 2019
Para que sirve el alquitran de hulla
Pierre et jean guy de maupassant contexte historique histoire
Henry ric duques first data
Hechuras de vestidos ala moda 2019